#AgroexportaciónSinExplotación

Imagen tomada el 21 de abril de gaysperuanos.com

El voto gay

Publicado: 2011-05-23

Ahora, 3 campañas después, podemos decir,  Pequeño Saltamontes, que las elecciones sirven también para conocernos como grupo.

Las redes sociales han servido significativamente para esto. Antes, es cierto, también discutíamos con los amigos sobre por quién votar. Pero los encuentros de fin de semana, las pocas horas que podíamos estar frente a frente, los full- vasos y las conversas de esquina nos daban el panorama solo de aquel grupo de amigos cercanos, cuatro, cinco, diez. Difícil más. Para colmo, estos no eran los amigos gays, solo podían ser los heteros del fulbito, los compañeros del trabajo o los patas del vecindario.

Si los grupos de correos electrónicos de comienzos de siglo permitieron la aparición de grupos de amigos gays para facilitar la fraternización, el Facebook y el Twitter se han prestado muy bien para reconocernos políticamente.

Ya sabemos que todos nuestros amigos votaron por Susana (particularmente no conozco a ninguno que haya votado por Lourdes), que en primera vuelta estuvimos mayoritariamente a favor de Toledo, Ollanta y Fuerza Social (aunque hubo un temerario rush final de los PPKausas) y que nos entusiasmamos por Bruce, Gamarra, Diez Canseco y Susel. El voto gay sí existe decíamos. O sea, parecía haber cierta coherencia en votar por aquellos que defendían nuestros derechos por encima de cualquier otro.

Pero en segunda vuelta las cosas se tornaron confusas. Ollanta nunca fue tan explícito como Susana y, peor, su oportunismo lo llevó a transar con el demonio purpurado negando el matrimonio homosexual y relativizando la Unión Civil. Y Keiko, horror, se mostró fuertemente aliada al Opus y a los evangelistas homofóbicos. Comparado con ella Ollanta mostraba alguna  ventaja: incluía propuestas para la población LGTB en su Plan de Gobierno y tiene a un campeón como Diez Canseco con buen peso específico dentro de su grupo.

No obstante el voto gay parece inclinarse por Keiko.

Al parecer, el interés por tener una economía sana predomina por encima de una propuesta más inclusiva.

No es injustificado el razonamiento de aquellos que votarán por Keiko. Finalmente los que animaban a votar por Ollanta en primera  vuelta argumentaban que el tema económico era más importante: no era posible pensar en derechos cuando había gente que no tenía para subsistir.

Y pues, como es común en política, lo que se dice en una circunstancia puede ser adversa en otras. Priorizar el tema económico antes que nuestros derechos era útil cuando Ollanta (con una propuesta más redistributiva) debía contrarrestar desde su inicial 10% a toda la derecha que estaba encima de él. Pero con la Keiko populista de esta segunda vuelta el tema no funciona  mucho. Por el contrario, Ollanta para muchos es sinónimo de una catástrofe económica y Keiko de estabilidad. Imagen para la que ha contribuido, ya lo sabemos, mostrarse muy cercano a Chavez en las elecciones pasadas.

El Plan de Gobierno ollantista no me parece un error. Al contrario, creo necesario que el Estado intervenga en los sectores donde el mercado no es competitivo. Sin embargo no han sabido defender el tema inteligente de tener un Estado que nos defienda, contra la mala propaganda de ser una propuesta irracionalmente re-estatista. Ello unido a lo de Chávez hace creíble su imagen de catástrofe en campaña.

La Tía Tula lo ha dicho mejor que nadie:

Entonces, Maestro, aunque es un temor justificado ¿nuestros activistas y líderes de opinión gays están dejando de lado nuestros derechos para priorizar el tema económico? ¿Tan precarios estamos en la defensa de los derechos LGTB en el Perú?

Lo que pasa, joven Kwai Chang Caine, es que hay un argumento cierto referido a que votar por F2011 no es votar en contra nuestra.

Pese a que Keiko tiene como brazos derechos a Rafael Rey, el pastor Julio Rosas y Martha Chavez, no hay nada explícito en su plan de gobierno, o en sus discursos, en contra de la población LGTB. Esto puede sonar muy ingenuo. Pero es verdad que Keiko se ha manifestado a favor de la unión Civil (aunque temo que lo entienda como lo entiende el pastor Lay: nadie se opone a que firmen un contrato para compartir sus bienes) que, Kenji, el más votado, se ha mostrado a favor incluso de las adopciones, y que hay un grupo dentro de su mismo partido que, dadas las circunstancias, podría oponerse a votar en contra nuestra, como Leyla Chihuán y el ángel del deporte.  A eso se aferran.

Es nuestro contexto, no tenemos más alternativas. O el riesgo a la catástrofe económica o el riesgo a vivir en las catacumbas. Y quizá a estas muchos ya nos hemos acostumbrado.

Young Caine: You cannot see.

Master Po: You think I cannot see?

Young Caine: Of all things, to live in darkness must be worst.

Master Po: Fear is the only Darkness. (IMDB)


Escrito por


Publicado en

Blog del Ocio

Crónicas de la diversidad